La Isla Free

Noticias de actualidad para latinoamerica y el mundo

Periodismo independiente en Cuba: la semilla que germinó

LA HABANA, Cuba. – Si se hace un recorrido por la historia de la oposición en Cuba habría que marcar un antes y un después del juicio contra el Grupo de los 75, durante la ola represiva conocida como Primavera Negra, en 2003. Entre los procesados se encontraban diferentes tipos de disidentes, pero, en particular, había una representación del periodismo independiente de aquel momento.

Hay que recordar que en 2003 apenas existían medios de comunicación con el exterior: la telefonía celular comenzaba a incrementarse con la fusión de Cubacel S.A y C-Com S.A., compañías que conformaron la Unidad de Negocios Móvil de ETECSA. Eran escasos los celulares y los trabajos periodísticos en ocasiones se dictaban por teléfono fijo.

No obstante, aquella época dio excelentes periodistas, la mayoría graduados en la Universidad o provenientes de algún órgano de prensa estatal.

Podríamos recordar a Raúl Rivero Castañeda, poeta y periodista, condenado durante la Primavera Negra a 20 años de privación de libertad. Nacido en Morón, en 1945, ha obtenido algunos galardones, entre ellos el premio Ortega y Gasset y el Premio Mundial de la Libertad de Prensa de la UNESCO. Se destacó por ser uno de los firmantes de la carta dirigida a Fidel Castro, donde varios intelectuales pedían la liberación de los presos de conciencia, en 1991. También fue fundador de la agencia Cuba Press en 1995, junto con otro grupo de destacados periodistas.

Ricardo González Alfonso, condenado entonces a 20 años de privación de libertad, es otro de los periodistas y poetas procesados durante la ola represiva de 2003. Recibió el Premio Periodista del Año en 2008. Fue guionista de la Televisión Cubana y en 1995 se unió a Cuba Press. Además, fundó la Sociedad de Periodistas Independientes Manuel Márquez Sterling.

Por su parte, el poeta, escritor y periodista Manuel Vázquez Portal fue condenado a 18 años de privación de libertad. Recibió el Premio Internacional de Prensa en 2003. Es Licenciado en Lengua y Literatura por la Universidad de Central “Marta Abreu” de Las Villas y fue asesor literario del Ministerio de Cultura. En 1997 creó el Grupo de Trabajo Decoro.

Todos ellos se encuentran hoy en el exilio. En Cuba permanece Jorge Olivera Castillo, sancionado a 18 años de privación de libertad en ese entonces. Editor de la televisión, comenzó su actividad disidente en 1993 en la Confederación de Trabajadores Democráticos de Cuba, hasta que se integró, en 1995, al periodismo independiente. Cursó estudios en dos becas para escritores en 2016 y 2018, en Estados Unidos.

Todos ellos han legado su trabajo como constancia de la lucha por la democracia de nuestro país.

Con posterioridad, sobresalieron otros periodistas que también son referentes. Entre ellos se puede destacar a Yoani Sánchez, autora del blog Generación Y y, más adelante, fundadora y directora del diario 14ymedio, que goza de reconocimiento internacional.

Con la creación de algunos sitios dedicados a los asuntos cubanos, también surgieron otros periodistas, e incluso escritores. Entre ellos hay que destacar el nombre de Roberto de Jesús Quiñones Haces, abogado y periodista independiente en CubaNet, con una seria trayectoria de trabajo. Actualmente, es el único periodista cubano que se encuentra preso por reportar.

Hoy, las condiciones de trabajo para los comunicadores son diferentes. El acceso a internet por datos móviles en 2018 y la llegada de la 4G en 2019 han facilitado la posibilidad de hacer periodismo independiente (aunque nunca sin represión). Incluso, hoy se pueden tomar videos, fotos y audios mediante los propios teléfonos celulares. Pero esto tampoco desdora la labor de los actuales reporteros independientes, sometidos a la represión constante del régimen cubano.

En estos momentos, jóvenes periodistas son atacados mediante el Decreto-Ley 370 “sobre la informatización de la sociedad en Cuba”, por el cual les ponen multas de 3 000 pesos en moneda nacional y, en algunos casos, les incautan el teléfono por escribir contra la dictadura en las redes sociales.

A los que están al frente de la Seguridad del Estado del Ministerio del Interior no les interesa ni siquiera la pandemia que azota el país: lo que quieren es impedir ―por cualquier medio― que hagan su trabajo y que le cuenten al mundo la realidad cubana.

Desde que empezó 2020 han sido multados 20 disidentes por ese Decreto-Ley. Aunque no todos son periodistas, se les impuso la sanción por escribir contra el régimen en las redes sociales. Además, a siete de ellos se les incautó el teléfono celular.

En estos momentos se ha creado un movimiento de protesta en las redes, que exige a las autoridades que dejen de utilizar el Decreto-Ley 370 como herramienta de hostigamiento y censura contra los periodistas independientes y disidentes. Este instrumento jurídico se ha convertido en una nueva versión de la Ley Mordaza.

Aunque apelen a cualquier maniobra estatal, como utilizar a funcionarios del Ministerio de Comunicaciones para imponer las multas y apoderarse de manera arbitraria de los celulares, la semilla del periodismo independiente que se sembró hace décadas entre los opositores ha dado sus frutos, y los va a seguir dando.

Popads

¿Quieres mantenerte al tanto de las ultimas noticias?

Loading

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

La Isla Free will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.