La Isla Free

Noticias de actualidad para latinoamerica y el mundo

Navarra podría ingresar 818 millones menos de lo previsto en sus Presupuestos de 2020

La crisis económica por el coronavirus podría generar en Navarra una caída en la recaudación de la Hacienda Foral del 20,2 %, unos 818 millones de euros menos que los ingresos previstos en los Presupuestos Generales de Navarra para 2020.

Se trata de una situación que el Gobierno de la Comunidad Foral paliará con el aprovisionamiento de todos los fondos posibles del Estado y de Europa, según ha señalado en el Parlamento de Navarra la consejera de Economía y Hacienda, Elma Saiz.

Saiz ha analizado las repercusiones que el parón de la actividad económica y las medidas tomadas al respecto para favorecer a las empresas tendrán en la economía navarra, y ha asegurado que “el reto” es “dar la mejor respuesta”.

No ha obviado la dimensión de las repercusiones de esta crisis, que les hace manejar una horquilla de entre un 6,4 y un 9 % de caída del PIB durante 2020.

Eso sí, Navarra cuenta con elementos diferenciales, como una menor dependencia del turismo y un elevado peso del sector industrial, que podrían favorecer una mejor recuperación.

Enmarcada la situación económica, “por delante queda el reto de dar la mejor respuesta”, que Saiz ha avanzado que se hará aprovisionándose de todos los fondos posibles a los que pueda acceder “vengan de donde vengan”, de Europa y del Estado. También se apostará por la emisión de deuda, que ya se ha hecho por valor de 225 millones hasta la fecha.

Sin embargo, Saiz ha subrayado que, además, Navarra dispone de una “herramienta poderosa” que “otros no tienen”: los Presupuestos Generales de Navarra. Según ha asegurado, sabrán “redibujarlos desde la sensatez”, y tienen “cintura suficiente para reinventarse y plantar cara a esta crisis”, manteniendo su acento en el gasto y políticas sociales, educación, innovación y sostenibilidad.

Para ello, además de avanzar que Navarra “peleará duro” por adquirir solvencia a través del Convenio Económico, cuyo año base está pendiente de actualizar y por tanto negociar, se ha reafirmado en la conveniencia de las medidas que contenga el anunciado Plan Reactivar Navarra, que ha invitado a debatir el 27 de mayo en el Consejo Económico y Social.

También, y como ejemplo de la afección, dado que “el Gobierno reaccionó desde el primer momento para paliar la crisis sanitaria, social y económica”, Saiz ha señalado que la estimación del gasto relacionado con la COVID-19 asciende a 164 millones de euros (75 en el departamento de Salud y 14 en derechos Sociales), de los que 66 están ya comprometidos.

Por otro lado, se ha referido a las críticas a la ausencia de atención presencial para elaborar la declaración de la renta este año, y ha ponderado las medidas tomadas a cambio, como son facilitarlo por Internet, con la colaboración de tres entidades financieras; Saiz ha anunciado la firma de un contrato para ello.

Además, ha asegurado que Hacienda dará, en esta campaña, un servicio “eficiente y adaptado” a la evolución de la “nueva normalidad”.

Opiniones de los grupos

En el turno de los grupos, por Navarra Suma, Juan Luis Sánchez de Muniáin ha lamentado “con tristeza” que el Gobierno Foral “no tiene un plan”, más allá de “una declaración de intenciones”. Asimismo, ha asegurado la necesidad de que los Presupuestos para 2020 sean “íntegramente revisados”, y ha considerado “inquietante” que se pretenda recurrir al endeudamiento “como única salida”.

La socialista Ainhoa Unzu ha valorado la exposición “extensa, llena de datos, previsiones y escenarios” de la consejera, que no ha obviado la “demoledora” previsión de caída de la recaudación, ante lo que ha pedido “ni un paso atrás con lo conseguido hasta la fecha”.

Mikel Asiain (Geroa Bai) también ha abogado por afrontar esta crisis “sin dejar a nadie atrás” ni repetir “las fórmulas del pasado basadas exclusivamente en recortes”, al tiempo que ha valorado las medidas adoptadas gasta ahora, e incluso ha advertido de que hay “margen de maniobra” para la emisión de deuda.

Por EH Bildu, Adolfo Araiz también ha pedido otras medidas, incluso la “controvertida” que ya se plantea como “tasa COVID” ante la necesidad de conseguir “aportaciones extraordinarias”, unidas a otras como que el Impuesto del Patrimonio se convierta en “un impuesto a las grandes fortunas, y que el de sociedades vaya hacia la progresividad según beneficios obtenidos”.

El portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha reconocido que no existen “fórmulas mágicas” sino un conjunto de medidas, entre ellas la emisión de deuda, y también “reconsiderar” el Presupuesto, pero siempre poniendo “por delante lo que la COVID ha enseñado como prioritario: la salud y la protección social”, que hace necesaria una reforma fiscal “comprometida”.

También Marisa De Simón (I-E) ha considerado que el “demoledor” dato de la bajada de recaudación “exige respuestas firmes, valientes y claras” que “no he visto en el Gobierno”, ha dicho, para subrayar su fórmula: “No a los recortes, sí a abandonar la Ley de Estabilidad Presupuestaria y las políticas de austeridad y sí, necesariamente sí, a poner un mayor impuesto a la riqueza” en empresas, patrimonio y capital.

Popads

¿Quieres mantenerte al tanto de las ultimas noticias?

Loading

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

La Isla Free will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.