La Isla Free

Noticias de actualidad para latinoamerica y el mundo

Multan a embarazada en Cuba por quitarse el nasobuco para hablar por teléfono

Las autoridades cubanas multaron a una mujer embarazada por quitarse el nasobuco en la calle para hablar por teléfono en medio de la crisis del coronavirus.

Aunque estas sanciones fueron implementadas para reducir la propagación del COVID-19, se han vuelto muy antipopulares en la isla debido a la arbitrariedad de algunas multas y a que los afectados no tienen instancias donde quejarse o plantear sus argumentos.

“Miren esto hoy salí al policlínico y estaba tomando agua y me llamaron y respondí la llamada, iban pasando dos inspectoras y me pusieron una multa”, denunció la usuaria de Facebook Yanelis Gómez Guerra.

De acuerdo con la mujer, las inspectoras no la dejaron explicar su situación.

Multa aplicada a Yanelis Gómez / Facebook

“Es una lástima que no tenga donde quejarme. Me dijo que me pondría una multa de 100 pesos y después de decirle que tengo dos niños y estoy embarazada me puso una de 50 con un inciso que no tiene nada que ver”, explicó.

“Hay que ver las cosas de este país, ¿hasta dónde van a llegar?”, se preguntó.

Hasta el 1 de mayo las autoridades cubanas habían multado a al menos 506 personas por delitos tipificados durante la pandemia del coronavirus, según una información del presidente de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo Popular, Otto Molina Rodríguez.

Los principales hechos delictivos están relacionados con “la propagación de epidemia, desobediencia, resistencia, desacato y acaparamiento”, entre otros.

Pero las críticas van hacia las sanciones impuestas a personas que, por ejemplo, se bajaron el cubrebocas para comerse un helado, o tomar agua, e incluso, algunos han sido multados por defender a mujeres que estaban siendo multadas injustamente.

En Quivicán, provincia de Mayabeque, la policía arrestó a una mujer y le impuso una multa de 3.000 pesos (120 dólares), por salir en defensa de otra ciudadana, a la que le impusieron una multa por bajarse el nasobuco en un cola para beber un poco de agua.

El incidente se produjo el pasado sábado 25 de marzo por la mañana y la mujer detenida fue identificada como Angélica Garrido Rodríguez.

A raíz de la pandemia se incrementó la represión de la policía y fuerzas de seguridad en las calles de Cuba para cuidar porque se cumplan las medidas de aislamiento social y otras normas establecidas.

Sin embargo, también se intensificó la persecución a los periodistas independientes y voces críticas al régimen. 

Algunos de los actos de represión se han producido en el contexto de la aplicación del Decreto Ley 370, que censura las publicaciones de los cubanos en redes sociales en las que aparezca alguna crítica al gobierno.

La última en sufrir este decreto fue la periodista independiente cubana Mónica Baró Sánchez por hacer fotos a una cola desde la ventana de su casa.

Popads

¿Quieres mantenerte al tanto de las ultimas noticias?

Loading

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

La Isla Free will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.