La Isla Free

Noticias de actualidad para latinoamerica y el mundo

Los “miserables” que pagaron 148 dólares por bolsas de cadáveres

A precio de mercado las bolsas de la muerte debieron costar 12 dólares, pero el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social (IESS) pagó por ellas 148,5 en un contrato ahora investigado por corrupción, y en el que se malgastaron casi 600.000 dólares. 

Es la nueva vuelta de tuerca de la telenovela que salpica una y otra vez a la ciudad ecuatoriana más castigada por el COVID-19, Guayaquil, donde los escándalos se reproducen desde hace dos meses poniendo en tela de juicio la gestión gubernamental de la crisis. 

El nuevo caso de presunta corrupción, por el que hay cuatro personas bajo arresto preventivo, está relacionado, esta vez, con sobreprecios en la compra de insumos médicos en un hospital público, y entre ellos 4.000 bolsas para la recogida de cadáveres

El Hospital General Los Ceibos, de la red centros médicos del IESS, realizó el pasado 9 de abril una compra a un precio doce veces más alto que el de mercado, propiciando la intervención de la Fiscalía. 

“LOS MISERABLES” “Aprovecharse de la emergencia para robar fondos públicos es de miserables. La Fiscalía está desplegando todos sus recursos para investigar a quienes, en medio de la tragedia, estarían haciendo ‘negocios'”, escribió por redes sociales la fiscal general del Estado, Diana Salazar. 

Guayas, la provincia de la que Guayaquil es capital, es el epicentro de la pandemia del COVID-19 en Ecuador, con dos tercios de los casi 32.000 casos de contagio a escala nacional, y 683 fallecimientos constatados. 

Esa cifra no incluye el porcentaje de entre 1.336 fallecidos catalogados como “casos probables”, ni un desfase de 9.400 muertos que hubo entre marzo y abril (fallecidos más de lo habitual), que las autoridades no saben ni pueden atribuir al coronavirus porque no se comprobaron. 

En cualquier caso, durante la primera mitad de abril la ciudad vivió una crisis humanitaria con cadáveres abandonados en las calles y en domicilios, de donde no fueron recogidos hasta días después tras la composición de una Fuerza de Tarea Conjunta (FTC). 

Este martes, el flamante director del Consejo Directivo del IESS, Jorge Wated, que también dirige la FTC, aseguró que el Gobierno no dejará impunes este tipo de delitos. 

“Caiga quien caiga”, sentenció en una comparecencia virtual en la que parafraseó al presidente Lenín Moreno al referirse a las irregularidades en las compras de insumos médicos durante la crisis que vive la segunda ciudad del país. 

“Es una vergüenza que en la mitad de una pandemia tengamos gente todavía queriendo comprar artículos con valores del más del 1.000 % de su costo real”, agregó el alto funcionario.

UNA TRANSPARENCIA OPACA  La adquisición de las bolsas para cadáveres se hizo dentro de un contrato que incluye otros insumos de enfermería como guantes, mascarillas quirúrgicas y N95. 

El precio global fueron 872.000 dólares, de los que 594.000 dólares aparecen en el apéndice de las bolsas. 

El proceso de contratación pública empezó a circular en redes sociales el domingo y, a raíz de las críticas, el IESS dijo en un comunicado que para la adquisición de las bolsas se realizó un “estudio de mercado” en el que participaron cuatro ofertantes, y que “el valor unitario de las fundas de embalaje de cadáveres osciló desde 148,50 hasta 160 dólares”. 

La institución analizó las propuestas y recomendó “la oferta más beneficiosa para el hospital”, no solo en el costo sino también por la calidad, especificaciones técnicas y disponibilidad inmediata de la entrega. 

“En este contexto, el Hospital Los Ceibos aclara que todo este proceso se realizó con total transparencia, apegado a la normativa establecida por las entidades de control”, precisó el IESS. 

Pero la Fiscalía ha abierto una investigación por un presunto delito de peculado, en la que el lunes detuvo a 16 personas en allanamientos de viviendas y oficinas de Guayaquil y Quito, de los que cuatro han quedado bajo arresto preventivo. 

La Policía informó que está a la búsqueda de más personas ligadas a la investigación y para las que ya hay órdenes de detención. 

En ese mismo hospital, la Fiscalía también realiza una investigación paralela por negligencia en el manejo de cadáveres durante la crisis sanitaria de marzo y abril. 

Allí hay al menos 131 cuerpos de personas sin identificar que fallecieron en la casa de salud. 

TRÁFICO EN LAS MORGUES  En mensajes por redes sociales, el presidente Moreno ha exigido “todo el peso de la justicia” para quienes roban dineros públicos en compras de insumos médicos. 

“Más grave aún, aprovechándose del dolor ajeno en la emergencia”, escribió el primer mandatario. 

La Justicia también investiga el posible cobro de “coimas” por la devolución de cadáveres en medio de la crisis humanitaria, cuando las morgues colapsaban y se instalaron refrigerados móviles para dar abasto. 

Según algunos testimonios, personal de los hospitales Los Ceibos y del Guasmo, este último en el sur de Guayaquil, habrían pedido a familiares de los difuntos entre 30 y 300 dólares por buscar a sus seres queridos de entre los cadáveres apilados en las morgues, muchos de ellos sin identificación. 

Tras una cuarentena de casi 50 días bajo aislamiento absoluto, Ecuador inició el lunes una nueva fase de “distanciamiento social” que regirá por cantones de acuerdo a una “semaforización”. 

Al igual que los otros 220 cantones del país, Guayaquil eligió permanecer en rojo durante la primera semana, pero este miércoles el Comité de Operaciones de Emergencia (COE) cantonal, presidido por la alcaldesa Cynthia Viteri, decidirá cuándo la ciudad cambiará de color a amarillo y explicará cómo será la transición

Popads

¿Quieres mantenerte al tanto de las ultimas noticias?

Loading

Se produjo un error al intentar enviar tu solicitud. Inténtalo de nuevo.

La Isla Free will use the information you provide on this form to be in touch with you and to provide updates and marketing.